Escuela Casablanca | Talleres
21441
page,page-id-21441,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-1.7.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive
 

Técnica Casablanca -el actor creador-

 

La técnica es esencialmente corporal. Con la premisa de desintelectualizar lo más posible, el objetivo es llevar las órdenes directamente al cuerpo permitiendo que sea el cuerpo el que proponga su poética original. La técnica implica al cuerpo mimador como primer elemento reconocedor de lo viviente a través de la recreación de todo aquello que se mueve: de la vida al teatro. Animales, ritmos, gustos, acciones, son imágenes simples y concretas que llevadas al cuerpo del actor arman una máscara que, a la vez, lo protegen y ubican en un lugar muy claro desde donde actuar, desde donde jugar dramáticamente y desde donde relacionarse.

Sobre esta base actoral planteada por Lecoq, Casablanca incorporó una batería de recursos escénicos, reunidos de diversos géneros teatrales, a los cuales se les da un tratamiento técnico. No sólo porque en teatro las escenas, los números, las obras, deben poder repetirse de función en función sino también como metodología creativa (repetir para teatralizar, y que el ejercicio no quede en el azar de la improvisación).

La enseñanza aplica las leyes del movimiento a la creación dramática y al juego del actor.Explora territorios dramáticos diferentes, reconocidos en la historia del teatro y reimaginados en la sensibilidad de la época presente. Su búsqueda profunda está en descubrir este teatro de la Naturaleza Humana con sus diferentes puntos de vista, lenguajes y estilos de juego.

El modelo de enseñanza está inspirado en el concepto de actor creador. Este principio supone la necesidad de llevar a la práctica todo nuevo dato adquirido para que el cuerpo, disparador de la actuación, pueda incorporarlo y transformarlo en un nuevo conocimiento. Por ese motivo, en las clases se hace especial hincapié en la necesidad de reflejar, a través de una creación colectiva o individual, la información adquirida. Esta modalidad de trabajo determina que en cada clase, incluso desde la primera, los alumnos armen trabajos, de acuerdo a pautas establecidas por los docentes.

DSC02606
IMG_0407-web
DSC02514
TALLERES

Introducción a la Técnica

El curso de Introducción a la técnica (primer año de la escuela), está destinado a personas con experiencia en otras técnicas teatrales y también a quienes todavía no hayan realizado ningún curso de teatro. Trabajamos con la técnica Casablanca, por lo cual será una técnica nueva para todos, y funciona como “nivelación” respecto a un código común.

A partir de diferentes disparadores propuestos por los docentes, trabajamos la creación de personajes y la creación de escenas a partir de recursos técnicos. El instale en escena, el ejercicio de la elasticidad expresiva y la protección escénica son los pilares fundamentales de esta primera etapa de la formación de la escuela (ver Técnica Casablanca).

Al terminar el curso los alumnos, ya con un código común, continuarán el abordaje de la técnica con el estudio de géneros a cargo de Daniel Casablanca.

DSC02606

Poesía y Cuento

Poesía y cuento son dos géneros literarios no dramáticos, no aptos para ser representados directamente, pero que como expresiones literarias -la poesía cargada de imágenes, y el cuento con elementos dramáticos propios: formas de narración, conflictos, personajes- sirven como estímulo y contienen disparadores para la actuación.

Para llevar estos textos a la acción, y lograr la teatralidad, recurrimos a diferentes recursos. El trabajo, como introducción al texto, se centra en lograr la atmósfera a la que nos induce un autor. los recursos sensitivos ayudan a darle profundidad al texto y a la escena, lograr el ambiente para que una máscara  (personaje) actue, y que la poesía llegue, finalmente, al espectador.  La composición de la imagen, la sonoridad, matices más sutiles de actuación son algunos de los elementos que se ponen en práctica en este género.

DSC02595

Tragedia

Los personajes de la tragedia están distanciados del mundo humano. Son perfectos, sus pasiones, sus conflictos, sus dolores son absolutos, son poseedores de un saber que trasciende a los hombres. El protagonismo está en la palabra, en el texto.
Los textos trágicos, dramáticos por definición, lejanos y encriptados para el lector, cobran sentido al ser representados: la palabra contiene la acción. Para el actor esto se traduce como economía de movimiento, síntesis de acción: nada debe distraer al espectador del mensaje que el autor quiere comunicar. Se exploran diferentes dinámicas entre coro y protagonista. El valor escénico de la actuación coral.
El entrenamiento implica una conexión muy fuerte entre el actor y su imagen para poder mantener el estado, la proyección y la concentración necesarias para lograr la atmósfera trágica.
DSC03647

Bufón

Encontrar poesía en lo miserable.
El actor sorprende al espectador sorprendiéndose a sí mismo.

El bufón es irónico, agresivo, burlón. Tratado con desprecio por la autoridad para la que trabaja. Deforme, humillado, agredido, en el convive la doble intención: cumplir su trabajo -hacer reir-, y a la vez hacer una crítica y reírse del superior -sin quedar en evidencia-.
Su humor maneja la ironía y la velocidad, es algo esquizofrénico, agrede al superior, cuidándose muy bien de no ser obvio, de no quedar a tiro y correr la suerte de perder el puesto o la cabeza. Por ello se vale de varios recursos, armas de batalla, para sorprender, confundir y lograr ser  inatrapable.
La violencia verbal y física. Vínculos y dinámicas dentro de la familia de bufones.
Construcción del personaje y confección de la deformidad, la máscara corporal.
El empleo de textos y creación de un discurso propio, la poética original de cada bufón. Los bufones logran desdoblarse ante los ojos del público.

IMG_2110

Clown (esencia)

El actor con su alma sensible viviendo el presente; es uno, técnico.

La esencia es la capacidad de sorpresa y adaptación a todo tipo de estímulos, es la máscara más blanda, más cercana. El actor con permiso para armar y desarmar máscaras de todo lo que le pasa, con la facilidad de quebrar a otra imagen frente al juego nuevo.
Trabajar con el vacío y la exposición permite que aparezcan juegos muy simples, espontáneos, y por eso el actor puede manejar síntesis y profundidad. El riesgo de no tener juegos ni máscaras preconcebidas es lo que provoca en el público la identificación. Es el actor con su alma sensible viviendo el presente, es uno, técnico. Es el género que contiene a todos los géneros, es el primero. Es sin duda el género más difícil para la repetición -y que el juego genuino no pierda sorpresa-.
Los ejercicios técnicos de este género se proponen como excusas para jugar.
El desafío del clown está en la capacidad de juego del actor. Se entrena la espontaneidad y la recuperación de la espontaneidad para el armado de rutinas.
La esencia es distinta en cada uno y el trabajo consiste en investigar lo que estimula y sorprende para entrar en juego.

DSC05334

Clown y Guión Breve

El juego físico y el verbal se complementan

Al trabajo físico y gestual del comediante le sumamos la destreza verbal. Construimos en paralelo a la acción física del Clown el guión. Al cual también hay que proveer de ritmo, belleza poética, remate y juego.  De este modo, ambos lenguajes: el físico y el verbal se complementan.

Para ello recurrimos al Ludolinguismo: (Juegos de palabras) EJ: Monovocalismo, Paronomasia, retruécanos, anáforas, dobles sentidos, hipérbole, onomatopeyas, homofonías, etc. Sencillos ejercicios de escritura o de improvisación de textos, que amplían el registro expresivo del Clown.

DSC05350